No hay primera sin segunda dicen por ahí. Y cuando llega la segunda, dicen que se disfruta más, sobre todo con un buen sistema de sonido. Esta entrega la creé por allá por el año 2006, donde había pasado muy poco de mi paso por Italia, por lo que anecdóticamente hablando, en una cuña menciono la palabra “due” (dos en italiano), como una forma de plasmar las maravillosas experiencias en tuve viajando por esos lados. Espero que disfruten este conjunto de temazos!!!