Como no hay primera sin segunda, aquí les traigo esta joya para los amantes gamer retros y contemporáneos, donde mezclo grandes temas musicales de 30 videojuegos clasicazos, sazonándolo con efectos de otros tantos más, para entregarles un producto absolutamente fantástico dentro de este maravilloso universo llamado “Gamer”.